Supervisión de horas de trabajo en Chile

Uno de los temas de los que se viene hablando en la patronal chilena desde hace algún tiempo guarda relación con el asunto del control de las horas de los trabajadores, los nuevos sistemas de control de empleados y, cómo no, de qué se puede hacer para supervisar al máximo el trabajo de los asalariados en pro de la mejora de la productividad de una empresa.

Un tema delicado que requiere del convencimiento al propio personal de que no hay nada más seguro para la defensa en caso de conflicto que contar con un sistema de registro de lo más avanzado y preciso y que se antoja como la solución ideal para que no existan recelos entre ambas partes, una vez conocido el funcionamiento del software.

Además, tal y como estos sistemas ofrecen, los vetustos sistemas de control como las hojas de firma o las tarjetas que pueden ser pasadas por terceros, pierden vigencia en favor de software que no requiere de intermediarios para dar fe de que tal trabajador salió antes o realizó más horas para acabar una determinada labor.

Y es que el control de las horas extra realizadas siempre ha sido un tema delicado que puede dejar de serlo si se cuenta con un sistema de máxima fiabilidad y que es capaz, ya no solo de detectar los fichajes de los trabajadores, sino de enviar esa información tan detallada y al segundo a un registro central.

Detalles tales como qué trabajador ha entrado a tal hora a tal departamento, con quién está en ese mismo instante, con quién estaba antes, con quién ha estado después, cuándo ha cambiado de sala o cuándo ha salido a realizar los descansos son algunos de los que ofrecen estos sistemas.

Supervisión del trabajo de los externos

Todo este asunto aún cobra mayor relevancia cuando se trata de los trabajadores externos, aquellos que desarrollan su actividad fuera de las cuatro paredes de los edificios de la empresa, como sucede, por ejemplo, con los comerciales y representantes de la firma en cualquier lugar del planeta.

Para el control de los horarios y la producción de estos es para quien quizás esté más recomendado que nadie el uso de sistemas de geolocalización, de envío de documentos a través de un software comunicado con la central y que permite controlar cada movimiento durante la jornada laboral en tiempo real.

Por todo esto es por lo que cada vez más empresas en Chile y otros lugares de Sudamérica y de todo el mundo tanto las empresas grandes, como también las medianas, están apostando por lo que parece una inversión que, a corto plazo, está destinada a amortizarse sola gracias a las mejoras que su uso ofrecen en pro de la productividad de una determinada empresa.

El futuro ha llegado e intentar esquivarlo es un error que se pagará caro. También en todo lo concerniente a la supervisión de las horas de trabajo de los empleados en las empresas. Ya lo dijo aquel hace tiempo: Renovarse o morir.