Cómo multiplicar tu productividad II

Seguimos con la lista de consejos que ya empezamos a enumerar en el √ļltimo post destinados a convertirte en un trabajador m√°s eficaz y productivo de Chris Bailey que empezamos a desarrollar la semana pasada.

Recuerda que, uno de los consejos que recomienda es que, si te viene bien, imprimas estas tips y las tengas cerca de tu mesilla de noche o tu escritorio. En juego, adem√°s de tu mejora como profesional, est√° tu felicidad dentro y fuera de la actividad laboral.

Si sumamos los mencionados en el anterior post, seg√ļn los expertos en productividad laboral, tendremos todos los ingredientes para mejorar nuestra tasa de productividad.

Cómo incrementar tu productividad laboral

-Realiza descansos regulares: Tómate un respiro cada hora y media dos horas para beber, estirar las piernas y retomar fuerzas..
-Haz la jornada de menos a m√°s: Inicia el d√≠a con tareas peque√Īas, solv√©ntalas y c√©ntrate en las m√°s grandes sabiendo que no quedan peque√Īas para despu√©s.
-No te autoexijas en exceso: Ser exigente es bueno, ser excesivamente autoexigente no.
-Trata de hacer amigos en tu entorno laboral: Son muchos los estudios que vinculan la productividad a las relaciones interpersonales entre trabajadores y mandos intermedios y superiores.
-Hazte un calendario con las tareas m√°s complicadas: Ten presente las tareas pendientes y las fechas de entrega para organizarte mejor la jornada.
-No tengas expectativas excesivamente altas: Las expectativas realistas ayudan a llevar mejor la vida laboral.
-Nada de lo que haces es a vida o muerte: Dale a cada cosa su importancia, sin pasarte.
-Convierte la hora de la comida en sagrada: Disfruta de la comida y no la mezcles con el trabajo.
-Organiza los pasos a seguir con cada tarea: Una correcta organización previa ayuda a recortar los tiempos de dedicación.
-Evita entrar en confrontaciones: Evita a toda costa entrar en conflictos con compa√Īeros, jefes, proveedores o clientes ya que no te llevar√°n a ning√ļn lado positivo.
-Cuida tu ambiente laboral: Dedica un tiempo a revisar tu ambiente laboral, la disposición de cada elemento, la organización, la decoración y crea el mejor ambiente para sacar lo máximo durante la jornada de trabajo.
-Acuéstate pensando en lo afortunado que eres: Dedica un tiempo cada día a recordar la suerte que tienes y cómo mejorar tu vida. Repasa lo bueno que te ha ocurrido y propicia, en la medida de lo posible, que se vuelvan a dar situaciones de satisfacción como las vividas durante la jornada laboral.
-No te pases de frío ni duro: Todos los psicólogos coinciden en la necesidad de expresar los sentimientos sin miedos ni pudores en pro de ofrecer tu mejor versión.
-Integra la meditación en tu vida: Relajarte, hacer deporte o desconectar son claves, junto a rodearte de gente buena, para ser feliz, lo que tiene una incidencia directa en tu trabajo.
-Evita, en la medida de lo posible, acabar convertiéndote en un trabajador multitarea: Trata de hacer ver a tus superiores tus cualidades, aquello que se te da mejor y cuáles son tus deseos dentro de la empresa.