Uno de los temas de los que se viene hablando en la patronal chilena desde hace algún tiempo guarda relación con el asunto del control de las horas