Ventajas del trabajo en equipo

1. El trabajo en equipo fomenta la innovación

Uno de los problemas más importantes al que se están enfrentando las grandes empresas es la incapacidad de innovar a un ritmo adecuado. Pequeñas startups con equipos y presupuestos infinitamente inferiores han conseguido desbancar a muchos de los líderes del sector con ideas más innovadoras y revolucionarias.

Las grandes empresas con sistemas de organización tradicionales se han convertido en auténticos gigantes. La burocracia y la falta de circulación de la información provocan una lentitud absoluta y una capacidad de reacción casi nula. No importa que tengan a los mejores investigadores trabajando en los proyectos más innovadores, como los departamentos están prácticamente aislados y no trabajan en equipo, no suelen tener la capacidad de encontrar soluciones más disruptoras para las que es necesario una visión multidisciplinar.

2. El trabajo en equipo ayuda a atraer y retener talento

El trabajo en equipo es una de las herramientas más efectivas para atraer y retener talento. Cuando se trabaja en equipo el sentimiento de pertenencia a la empresa aumenta; “sentimos la empresa como nuestra y por ello nos resulta más difícil abandonara incluso teniendo propuestas laborales mejores”. Los equipos que trabajan unidos, se mantienen unidos.

3. El trabajo en equipo permite una mayor flexibilidad

En muchas empresas con sistemas tradicionales de organización, cuando un superior abandona un equipo o simplemente enferma durante una temporada, incapacita en gran medida el avance del resto del equipo. Esto se produce porque en los equipos de organización jerarquizada, los trabajadores tienen una mayor dependencia de sus superiores; no sólo a la hora de trabajar sino también a la hora de tomar decisiones y priorizar sus tareas.

En los equipos de trabajo horizontales la dependencia con el líder es inferior. Los empleados son más autosuficientes y son capaces de completar sus tareas y tomar decisiones efectivas en grupo.

4. El trabajo en equipo impulsa el aprendizaje transversal

Así pues otra de las ventajas del trabajo en equipo es que impulsa el aprendizaje transversal. Ayuda a compartir conocimientos en la empresa y permite que los empleados aprendan nuevas habilidades de sus compañeros. Además, cuando se trabaja en equipo se crea un entusiasmo especial por aprender que cuando trabajamos en solitario no se suele dar. Poder compartir descubrimientos y avances con el resto de tu equipo ayuda a que este entusiasmo crezca y que la motivación por seguir mejorando sea mayor.

5. El trabajo en equipo soluciona problemas más rápidamente

Cuando una persona tiene que resolver un problema por sí misma es fácil que se pueda atascar en sus propios razonamientos y no encontrar una solución. Cuando se trabaja en equipo, todas las formas de razonar de nuestros compañeros se suman en una misma causa para encontrar una solución de manera más rápida. Debemos tener en cuenta que cada persona tiene una aproximación diferente a la hora de buscar soluciones a problemas: hay personas que tienen enfoques más lógicos, otras personas tienen enfoques más creativos, unas más analíticos y otras más laterales. Todos estos enfoques ayudarán a conseguir una solución más rápidamente.