¿Tarifa por horas o presupuesto fijo?

¿Vas a iniciar a realizar tu actividad laboral como freelance y no sabes si es mejor fijar las tarifas por una hora fija o por horas? Presta atención porque te damos una serie de consejos para que lo tengas claro.

En los contratos de tarifa fija se establece un valor específico para la concreción del proyecto, independientemente del tiempo, esfuerzo o recursos que le signifique al freelancer llevarlo a cabo.La ventaja que sale a primera vista es que sabes exactamente cuánto pagarás por ese proyecto, a menos que surjan eventualidades, y que en consecuencia debas publicar otro proyecto complementario para completar avances y esto impacte en tus números finales. Desde el lado del freelancer, él también tiene un valor en mente de lo que recibirá por su trabajo, aún cuando lo termine antes de tiempo.

Tarifa por horas

En los contratos de proyecto por hora, pagas al freelancer la cantidad de horas que haya trabajado, en base a su tarifa profesional. Una buena forma de calcular tu presupuesto por hora de trabajo como redactor freelance es mirar a cuánto está el salario medio en el sector y, a esa cantidad, sumarle los gastos que tendrás que afrontar. Luego, divide esa cantidad por las horas que vayas a trabajar, teniendo en cuenta las horas o días que puedes perder por una enfermedad, las vacaciones y el tiempo que tendrás que dedicar a otras actividades como, por ejemplo, promoción para buscar nuevos clientes.

Esta alternativa te presenta a ti cliente dos ventajas muy claras:

Es ideal para aquellos proyectos en los que resulta complicado estimar el valor total. Es tu mejor opción cuando necesitas contratar servicios temporarios.

Pero también hay otro beneficio en el modelo de proyecto por hora, y justamente es que sabes que le pagarás al freelancer por “x“ horas trabajadas, que irás aprobando en tu panel de control a medida que te envíe su reporte.

¿Qué modelo elegir?

Definirte por un modelo o por otro dependerá básicamente del tipo de proyecto y de tus necesidades.

Cuando tienes entre manos un proyecto de duración limitada, sea a corto, mediano o largo plazo, lo más indicado es que definas una tarifa fija. En cambio, cuando requieres por ejemplo de servicios que no son full-time o para tareas más puntuales, es aconsejable que optes por un valor por hora.

Otros aspectos a tener en cuenta

Además no lo dudes e investiga cuánto cobran otros freelances. Son muchas las plataformas de trabajo para freelance que existen en la actualidad. Busca, en esas plataformas, contacto con otros trabajadores como tú y pregúntales cómo han ido estableciendo sus tarifas a lo largo de su trayectoria.

Otro consejo que te puede servir a la hora de establecer tu tarifa como redactor freelance sería el hacer presupuestos individuales, según el tipo de cliente. Y es que cada cliente es un mundo y si no quieres perder a uno, debes ser flexible en lo que a pagos se refiere.

El cobro por palabra es una de las fórmulas más utilizadas a la hora de cobrar por un trabajo de redacción. Establece un precio por palabra para así ofrecer un presupuesto cerrado a un cliente cuando te encargue un texto.

Tags: