Observa todo lo que hacen en el trabajo mediante geolocalización GPS

Tanto cuando estamos supervisando las labores de trabajadores que eventualmente deben salir a continuar con parte de su jornada laboral como cuando lo hacemos con los conocidos como trabajadores externos no está de más contar con las mejores y más vanguardistas herramientas.

Y es que el avance de la tecnologías nos permite ya no solo saber en todo momento dónde se encuentran los empleados que están trabajando más allá de las cuatro paredes de su despacho, sino también ofrecerles estos avances para mejorar su productividad en aquellas acciones a ejecutar en la calle.

Por que las bondades de la geolocalización son enormes. En el ámbito de la empresa el GPS permite, entre otras cosas, elegir un itinerario preciso ahorrándonos dar infinidad de vueltas por culpa de un corte inesperado o de un atasco con el no contábamos. Entre otros posibles acontecimientos inesperados.

De ahí que, muy especialmente en aquellos trabajadores que hacen uso del transporte durante su jornada laboral, sea tan importante seleccionar de antemano un itinerario en función de los objetivos contando de antemano con las vías más rápidas, el coste que cada una de ellas puede llegar a tener, qué puntos de interés para las empresas tales como direcciones, restaurantes, talleres, estaciones de servicio, etc.

Y es que, si algo ofrece el GPS a estos empleados es, sobre todo, no perder el tiempo en embotellamientos o laberínticas rutas cuando se trata de adelantar el máximo trabajo posible a lo largo de una jornada. Y es que esta es la única manera de poder disponer más tiempo para las reuniones y, a la postre, poder aumentar el número de estas en relación a las marcadas de antemano.

Supervisión de los trabajadores a través de sistemas de geolocalización

En cuanto al otro gran beneficio que supone el uso de la geolocalización en la empresa, vinculado a la supervisión de la productividad de los trabajadores, nos permiten también conocer si algún empleado no hace un buen uso de la confianza depositada en su profesionalidad y que nos ha llevado a optar por él como empleado externo o colaborador.

Saber en todo momento dónde se encuentra, ayudarle en tiempo real a llegar al destino, contactar con él a través de un servicio de mensajería interno, intercambiar archivos durante una reunión, conocer mediante reportes cómo va cada visita y si terminan o no con relativo éxito, así como poderlo dirigir hacia un lugar u otro sin necesidad de estar llamándolo todo el tiempo son algunas de las cosas que servicios como Efectivos ofrecen a las empresas que apuestan por subirse al tren del futuro antes que sus competidores.

Y es que, si algo está claro, es que la revolución tecnológica ha llegado para quedarse ofreciendo todo tipo de herramientas destinadas a mejorar la productividad de los empleados y por ende de la empresa. Negarse o retrasar la incorporación de un servicio que se antojará capital en un futuro muy cercano solo puede hacernos perder comba con nuestros competidores. La elección, nunca resultó tan fácil.