¿Qué música nos ayuda a ser más productivos en el trabajo?

Aunque hay gente que no puede escuchar ni el más mínimo ruido mientras está trabajando, teniendo que recurrir a los tapones auriculares para abstraerse del mundo y poder exprimirse al máximo, para otros sucede todo lo contrario.

Así lo revelan cada vez más personas que recurren a todo tipo de música para relajarse, concentrarse y reducir los niveles de estrés mientras se encuentran trabajando en la oficina.

Este es precisamente el elemento central del estudio denominado “Los efectos de la música sobre el rendimiento en el trabajo” que recientemente ha hecho público la revista “Psychology of music” tras demostrarse que la escucha de música durante el desarrollo de la actividad laboral tiene un impacto más que positivo en el rendimiento de los empleados, eso sí, siempre y cuando se den una serie de circunstancias.

La ciencia recomienda la música para determinados trabajos

La tesis en la que se apoya esta investigación es la que dice que para un número significativo de personas escuchar música les genera positividad a través de la liberación de la hormona de la dopamina que, además, está demostrado ayuda a rebajar los niveles de estrés.

Más allá de este estudio, otro, en este caso llevado a cabo por el Dr. David Lewis, presidente de la compañía Mindlab, sirvió para certificar lo que había tratado de probar la investigación anterior. Según los resultados obtenidos tras estudiar las reacciones físicas y químicas internas de varios trabajadores, se pudo constatar que, ante distintas situaciones de tensión, determinada música de fondo ayudaba a rebajar la tensión propia del estrés hasta en un 65%.

Fue entonces cuando se pusieron manos a la obra con la intención de determinar cuál sería el mejor estilo musical a la hora de contribuir a la máxima productividad de los trabajadores en escenarios de máxima exigencia y estrés constante.

De esta manera fue como pudieron conocer que la música clásica es la que más ayuda a llevar a cabo los trabajos matemáticos o en los que es necesario prestar una especial atención a los detalles. Esta música es, además, la que propicia un mayor nivel de concentración a la hora de detectar faltas ortográficas.

En busca de maximizar la productividad entre los trabajadores que pasan la jornada laboral introduciendo o extrayendo datos de bases enormes de información, la mejor música para rebajar sus niveles de estrés es la música pop, extrayéndose también que es la más indicada para dar velocidad a determinados procesos mecanizados.

En cuanto a la mejor música para resolver ecuaciones complejas, el equipo de estudio del doctor Lewis pudo comprobar que la mejor es la ambiental. Es decir, aquellas músicas de fondo, con sonidos de la naturaleza relajantes que tanto se utilizan en las salas de espera y que, a menudo, pasan desapercibidas para gran parte de las personas.

Por último, a la hora de solventar problemas, curiosamente, se comprobó que la música que más favorece esta labor rebajando los niveles de estrés es la música de baile. Por si esto fuera poco, esta fue también capaz de mejorar la velocidad de lectura en hasta un veinte por ciento.