Los principales cambios que debes hacer para proteger tu negocio de los cibercriminales

Con el incremento en el número de ataques en la ciberesfera cada vez se antoja más importante que toda pyme se tome muy en serio su seguridad realizando controles periódicos que ayuden a evitar sustos.

En cuanto al proceso de verificación de brechas de seguridad los expertos recomiendan vigilar las siguientes cuatro áreas del negocio para certificar que no se ha violado nuestra seguridad.

Lo primero que debemos hacer es chequear el router ya que este es la puerta de acceso a todos los dispositivos del negocio. Es capital contar con una contraseña potente y no dar acceso al wifi a personas no autorizadas.

Lo segundo que debemos tener en cuenta es estar al día en cuanto a las actualizaciones de seguridad de nuestro software en todos y cada uno de los dispositivos del negocio. Si durante el día están trabajando a pleno rendimiento podemos programarlos para que se actualicen durante la noche.

Lo tercero debería ser comprobar que nuestro antivirus está actualizado y que este bloquea malware y ransomware, además de otras amenazas que puedan exponernos.

Los principales cambios que realizar en nuestro negocio para convertirlo en más seguro ante el cibercrimen

-Cambiar las contraseñas regularmente. Esto implica realizar cambios, al menos, cada tres meses. Máxime cuando ofrecemos internet a nuestros visitantes. Los problemas de seguridad más comunes, como el robo de datos en línea se suelen dar por descuidar este aspecto.

-Introducir la autentificación en dos pasos. Se trata de acceder a los sistemas del negocio a través de un doble acceso a seguridad, ya sea a la red o a Google Drive. De forma completamente gratuita y a través de un smartphone podemos configurarla dificultando así enormemente el acceso a nuestra red.

-Establecer protocolos de seguridad con todos nuestros colaboradores tales como educación en ciberseguridad, inversión en entrenamiento anti phising y dar instrucciones sobre qué tipo de correos se deben abrir o qué información se debe o no proporcionar a según qué mails o peticiones vía telefónica.

-Cuidar con mucho mimo todos los datos confidenciales de nuestro negocio. Y es que si estos caen en manos de quien no debe podemos ser víctima de ataques que pongan patas arriba el correcto devenir diario de nuestra actividad comercial.

Si bien los ciberdelincuentes, al igual que los delincuentes comunes, siempre tratan de ir un paso por delante en cuanto a la implementación de nuevos sistemas para introducirse en equipos ajenos, parece demostrado que aquellos sistemas que les plantean un cierto grado de resistencia acaban por alejar a muchos de ellos en su intento de sacar tajada de aquello nuestro que pueda interesar a terceros.

Se trata, pues, de seguir todas y cada una de estas recomendaciones para así prevenir robos de información, ataques a través de la red, ser víctima de suplantación de identidad y alejar al máximo todo tipo de malware y ransomware. La prevención como la mejor estrategia de prevención de ataques… y de quebraderos de cabeza que pongan en jaque nuestro negocio durante días u horas.