Cómo establecer tus tarifas freelance

Si vas a comenzar en el mundo del trabajo freelance debes tener en cuenta muy bien cómo calculas las que quieres que sean tus tarifas o, de lo contrario, podrías acabar teniendo problemas en este sentido y que tu trabajo veas que finalmente no es rentable.

Mira las tarifas con las que se trabaja en el mercado

Antes de fijar tus tarifas tendrás que ver cómo está el mercado en este sentido. Debes ver cuánto cobran otros freelancers por sus servicios, y lo que esperas ganar, con base en tus habilidades y experiencia. En internet encontrarás multitud de información sobre las tarifas promedio para freelancers de distintas áreas, pero te recomendamos que hables con varios freelance en tu área, para que te ofrezcan su opinión al respecto y te pongan en contexto acerca de los costos y tarifas que aplican a tu país o tu localidad.

Piensa en los ingresos que necesitas

No tiene sentido solamente copiar las tarifas que otros están cobrando por su trabajo, si con ellas no te va a llegar para mantener tu estilo de vida actual. Es por eso que es de vital importancia calcular tu tarifa de manera honesta, siendo sincero contigo mismo y determinando qué tanto dinero necesitas ganar.

Para hacer un cálculo sencillo debes ver cuánto necesitas ganar anualmente para vivir de una manera cómoda. Considera factores como vacaciones, posibles periodos de enfermedad, y momentos en los que probablemente no tengas tanto trabajo. Esto te debe dar una idea de lo que vale un día de tu trabajo. Para no tener un problema posterior ni experimentar ni ningún susto lo mejor será que recuerdes incluir todas las cosas que normalmente están contempladas en tu paquete salarial, como impuestos, contribuciones a la seguridad social.

Ve ajustando tus tarifas en función del precio y de tus necesidades

los freelancers no saben cuánto cobrar, y los clientes tampoco saber lo que deben pagar. Así que cualquier cantidad de dinero que puedas establecer inicialmente, probablemente no será la adecuada. Se trata del punto de partida de un proceso de ensayo y error esencialmente, que continuará por el resto de tu carrera como freelance.

Ve aumentando tu tarifa

Cuando aumentes tu número de clientes y también se reduzca tu tiempo será el momento de aumentar tu tarifa como freelance. De este modo, en poco tiempo, habrás logrado establecer una tarifa que se adecúe al mercado, pero no significa que debas seguir cobrando la misma tarifa para siempre.

Recuerda que tu tarifa se debe basar en las habilidades y experiencia que tenías en ese momento. Lo lógico es que en la medida en que hayas incrementado tus habilidades y experiencia, también puedas empezar a cobrar una tarifa más alta.

Es importante saber decir no

Aunque creas que es una oportunidad perdida es importante saber decir no. Así que si un cliente no está de acuerdo con tu tarifa, es momento de preguntarte si es el cliente ideal para ti o es mejor no trabajar en base a esos precios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *