Diferencias entre ser jefe y ser líder II

Tal y como hacíamos hace unos días, en este post volvemos a centrar el discurso en todas y cada una de las diferencias que existen entre dirigir un grupo y liderarlo hacia el éxito.

Es por eso que, a los cinco puntos adelantados hace una semana, le agregamos aquí otros cinco elementos distintivos que diferencian a los jefes de a los líderes.

Ser un jefe vs ser un líder

Dar órdenes o hacer pedagogía

El jefe de un proyecto empresarial maneja todos los datos que conciernen a su empresa y hace servir esta información para, entre otros asuntos, organizar las tareas de sus trabajadores. El líder, más allá de limitarse a pedir a cada empleado qué espera de ellos, trata de usar esa información para mostrar el camino, por qué les ha asignado determinadas funciones, cómo espera conseguir los objetivos marcados y, lo más importante, es tutela en cada paso para que estos puedan desarrollarse e incluso superarlo. Es, en definitiva, quien les ayuda a sacar su máximo potencial.

La cercanía con el equipo de trabajo

Dominar la comunicación con el resto de personas que componen un equipo de trabajo es imprescindible. A menudo, muchos jefes se limitan a dar informaciones a los equipos de trabajo, mientras que los líderes, dado su interés en conocer la situación personal de todos sus colaboradores, trata de ir un paso más allá en su relación con ellos. Se trata de ser cercano, sin que eso suponga un impedimento a la hora de hacer ver qué debe hacer, cómo y por qué así ayudará al beneficio común.

Esquemas cerrados vs esquemas abiertos

Más allá de las palabras están las formas y los métodos de trabajo. A diferencia de la petición de “hacer esto” que emplean muchos jefes, los líderes utilizan un plural inclusivo dedicando un tiempo a cómo “debemos hacer esto”. Este último apuesta por el trabajo grupal, por delegar y, muy importante, formar a sus trabajadores para que sean líderes. Y es que estos son los únicos capaces de integrar el compromiso de todos, diseñar planes, compartirlos y contagiar a todos con su determinación.

Cumplir vs dirigir el camino a los objetivos

Cuentan los especialistas en dinámicas de trabajo que mientras los jefes se limitan a llegar primero y esperar a que el resto inicie su jornada, el líder da la bienvenida y alguna directriz sobre la jornada a sus colaboradores. Este trata de guiar e inspirar en todo momento en su búsqueda de la mayor integración en el proyecto de todos.

Poder vs inspiración

Por último, cabe destacar que mientras los jefes pierden gran parte de sus esfuerzos mostrando su posición de autoridad, los líderes tratan de de buscar que las diferencias en el día a día, más allá de las evidentes, se reduzcan entre los distintos rangos. Mientras los primeros buscan la reverencia, los segundos apremiar a la mejora de sus trabajadores. Si estos son mejores cada día, mejor le irá a la empresa. De eso no hay duda y el líder lo sabe.

Tags: