Qué medidas puede adoptar un empresario para controlar a sus empleados

Ningún empresario puede llegar a ser un buen empresario si no se ocupa debidamente del control de sus empleados. Para ello debe tener en cuenta distintas medidas de control y vigilancia de sus trabajadores que, evidentemente, y tal y como indica la ley, le serán debidamente transmitidas a los empleados.

Según recoge el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores “el empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores disminuidos, en su caso”.

Punto que nos lleva a recopilar cuáles son las medidas aceptadas para llevar a cabo este necesario control que repercutirá en una mejora de la productividad de los trabajadores y, en consecuencia, en la mejor del funcionamiento y los números de la empresa.

Medidas aceptadas para el control de los trabajadores por parte del empresario

Partiendo de la base del punto 20.3 citado anteriormente, las siguientes medidas han sido aceptadas en determinadas circunstancias abriendo, pues, su adopción por parte de los empresarios:

Contratación de detectives privados

Se trata de una medida encaminada a confirmar aquello de lo que se sospecha fehacientemente. Sus informes suelen ser admitidos como prueba para demostrar la conducta de los trabajadores que abusan de la confianza de sus superiores.

Cámaras de vigilancia

Siempre y cuando estas estén colocadas en los lugares de trabajo y no vulneren el derecho a la intimidad de los empleados están permitidas siempre y cuando se informe a los presentes de que en esa área está ubicado un sistema de videovigilancia. Algo que se debe realizar mediante un cartel informativo visible. Igualmente los empleados deben conocer a quién acudir en caso de una reclamación relativa a los derechos relativos a la Protección de Datos.

Grabar conversaciones

Tanto el empresario como el trabajador pueden realizar grabaciones de audio, siempre y cuando estas hagan referencia a temas laborales. Estas tienen un nivel de aceptación más altas que los archivos audiovisuales.

En los call center es habitual que los empleados sean grabados de forma esporádica para mejorar la calidad del servicio. No obstante, deben ser conscientes de ello antes de aceptar el puesto.

Revisión del mail corporativo

Partiendo del hecho de que este solo se debe usar para realizar labores de la empresa esta podrá echarle un ojo siempre que persiga un uso específico y legítimo, que esta supervisión se realice como respuesta proporcionada a un hecho, tenga una repercusión mínima en la intimidad de los empleados y se haga en presencia del trabajador y sus representantes.

Sistemas de geolocalización

Controlar la ubicación exacta en todo momento así como los trayectos realizados por cada empleado durante el desarrollo de su jornada laboral mediante GPS está permitido, siempre y cuando se le informe de la instalación de este sistema al mismo.

Revisar el ordenador de la oficina de los empleados

Para poder llevar a cabo esta revisión los trabajadores deben haber sido informados con anterioridad sobre los usos de los medios informáticos. Si se tiene constancia de que alguno está haciendo un uso incorrecto, podrá revisarlo en busca de confirmar una posible desobediencia.