Cómo mejorar la productividad de los empleados II

Mejorar la productividad de los empleados es una de las obsesiones de todo empresario, sino la mayor. Y es que, una vez se cuenta con los mejores equipos para llevar a cabo nuestra actividad, toca sacar el máximo de todos y cada uno de los trabajadores implicado en el funcionamiento de una empresa.

Consejos para mejorar la productividad de tus trabajadores

Comunicación fluida

Cada vez son más los estudios que ponen de manifiesto la importancia de ser lo más transparentes posible a todos los niveles. Una conversión fluida con los empleados de cada uno de los departamentos es el camino más corto para ahorrarse malentendidos, evitar errores, aclarar dudas y, por qué no decirlo, para ahorrarse muchas reuniones que acaban por ocupar un tiempo valiosísimo de la jornada laboral.

Incorporar la metolodología GTD

Uno de los métodos de gestión de tiempo que se ha demostrado funcionan mejor es el GTD o ‘Getting Thing Done’, en español ‘acabar con la tarea’. Se trata de poner toda la atención en aquella tarea a la que se la da prioridad eliminando el resto y no pasando a la siguiente hasta que la proritaria ha sido finiquitada.

Para ello es necesario:

-Ordenar las tareas pendientes en aquellas más inmediatas y aquellas menos
-Separar los trabajos en aquellos que se pueden hacer en menos de 2 minutos, aquellos que requieren más tiempo y aquellos que se pueden delegar.
-Tratar de barruntar cuánto tiempo necesitaremos para cada tarea y cuadrarla con la entrega.

Planificarse

Una correcta planificación de tareas encaminada a conseguir los objetivos marcados mejora la productividad. Aquellos empresarios capaces de planificar una estrategia dejando claros los intereses, objetivos y estrategias para conseguirlos en tiempo, forma y responsables para cada acción son los que consiguen mejores ratios de productividad.

Mejora el ambiente de trabajo

No son pocas las investigaciones que han corroborado que mejorar el ambiente de la oficina se traduce en un incremento de la productividad. Algunas maneras para conseguirlo son estas:

-Reconoce los méritos de los trabajadores para motivarlos.
-Promueve la conciliación familiar a través de jornadas flexibles adaptadas a las circunstancias de cada trabajador en cada momento-
-Muestra confianza en aquellos en los que delegas
-Fomenta el trabajo en equipo
-Crea un espacio de trabajo agradable, con una temperatura óptima, una limpieza, orden y seguridad.

Mejora los conocimientos de los empleados

Cada trabajador cuenta con unos conocimientos, experiencias e ideas propias. Pocas cosas resultan más constructivas tanto para estos como para quienes les rodean que contarlas y tratar de sacar aquello que les produjo excelentes resultados anteriormente a la actualidad. De la misma forma, escuchar testimonios directos y conocimientos valiosos de áreas en las que tenemos menos experiencia que alguno de nuestros compañeros nos hace crecer como profesionales.

Con estas claves, sumadas a las proporcionadas en un post anterior, tendrás todas las herramientas necesarias para construir las bases de la que debe ser la mejora de la productividad de tu empresa. Si bien es imposible implementarlas todas a la vez con éxito, sí que es recomendable tratar de poner todo el empeño en que todas y cada una de ellas estén presentes en el día a día de tu negocio.