Con el fin del año viene el ritual de muchos hogares y oficinas: conseguir nuevas agendas, planificadores o calendarios para colgar en las paredes o poner en los