Control de trabajadores en Argentina

Uno de los temas que más están dando que hablar en Argentina últimamente a nivel empresarial es el que tiene que ver con el control de los trabajadores en materia de horarios y, en definitiva, de su productividad.

Máxime desde que han venido apareciendo nuevos sistemas de control vanguardistas que son capaces de medir las asistencias y los esfuerzos de unos y otros al detalle ofreciendo una información que se antoja valiosísima para los empresarios.

Y es que estos sistemas capaces de recoger datos individuales y en tiempo real de cada jornada laboral, del cumplimiento de los turnos, del tiempo que cada empleado pasa en cada departamento y en cada programa de trabajo, bien utilizados, pueden suponer un antes y un después en cuanto a productividad laboral en un entorno empresarial.

A modo de ejemplo, solo fijándonos en lo relativo al control de los horarios vemos como existen opciones biométricas, tarjetas inteligentes, de banda magnética y, los más fiables y minuciosos, los famosos softwares de control horario capaces de gestionar hasta nóminas y salarios de manera personalizada con los trabajadores.

Ni que hablar de lo que supone para una empresa contar con datos pormenorizados estadísticos a la hora la organizar o reorganizar las labores, responsabilidades y esfuerzos dentro de una empresa.

Gran parte de su éxito radica en que no solo se tratan de sistemas de control de horarios, que también, sino que los más avanzados son también capaces de conocer el tiempo dedicado a un proyecto concreto o quién estaba en ese departamento el día que se hizo o no hizo tal asunto.

A pesar de la polémica que acompaña a este tipo de software, si algo está claro, es que no hay mejor sistema para dar garantía tanto al empresario como a los trabajadores de todo lo que sucede en el entorno laboral sacando a flote datos objetivos que sirven también para que los empleados se defiendan en su reclamaciones como, por ejemplo, las que puedan llegar tras efectuar horas extras o pidiendo incentivos por productividad.

10 beneficios del control de horarios en el trabajo

-Ofrece información al detalle de retrasos de entrada y de adelantamientos en la salida de los trabajadores
-Actúa como mecanismo de prevención contra el absentismo laboral al ser conocido por los empleados
-Reduce costes al registrar todo tipo de datos de manera automática
-Ofrece datos pormenorizados al a hora de justificar nóminas, horas extra y vacaciones
-Es la mejor herramienta de control del cumplimiento contractual
-Favorece la conciliación laboral
-Planifica y gestiona horarios y calendarios al segundo
-Detecta situaciones de anomalías en horarios y labores de producción
-Iguala a todos los trabajadores al ser analizados por un ente objetivo
-Optimiza tiempo para la realización de otras labores

Es por todo esto por lo que cada vez son más los que apuestan por invertir en vanguardistas software de control horario tanto en la empresa pública como en la privada haciendo ver a los los empleados que ambas partes tienen derechos y obligaciones que están reflejadas en el compromiso contractual y que requieren de la máxima predisposición de todos para su cumplimiento.

No obstante, el objetivo último de todos estos nuevos sistemas de control de horarios y producción laboral es el de solucionar los problemas de productividad.