El verano es para las vacaciones, todo el mundo lo sabe. Incluso en las oficinas se cuentan los días para descansar del trabajo… o para tener que volver.