Los Caballeros del Rey Arturo se supone que se reunían en la Mesa Redonda para tratar los temas de estado que necesitaban solucionar. La particularidad de dicha reunión